Inspección previa a la compra de una vivienda

¿En qué consiste la inspección técnica previa a la compra?


La inspección técnica previa a la compra consiste en que un arquitecto o un arquitecto técnico visite el inmueble para determinar si la vivienda y el edificio se encuentran en correctas condiciones. La inspección acostumbra a durar entre una y dos horas.

¿Qué se revisa en la inspección previa a la compra?


Se realiza una revisión completa de la vivienda o local a inspeccionar. Se determina cuales son muros de carga y que tabiques se pueden suprimir, las instalaciones, orientación, eficiencia energética y costes de las reformas posibles que plantee el comprador. En general, se suele resolver cualquier duda que tenga el comprador.

Paralelamente, se revisan las zonas comunes del edificio, así como fachadas, cubiertas e instalaciones comunitarias para prever que gastos deberá sufragar en un futuro la comunidad de propietarios de la cual forma parte el inmueble a estudiar.

¿Qué ventajas tiene que un técnico realice una inspección previa?


Para el comprador supone la garantía de que la inmueble que le interesa está en buen estado evitando desagradables sorpresas. Por otro lado, con la información adecuada, tiene la posibilidad de conseguir un precio más ventajoso en la compra si el inmueble o el edificio al que pertenece tuviese alguna deficiencia a subsanar. Tener toda la información puede suponer ahorrarse mucho dinero a largo plazo.

Para el vendedor del inmueble, un certificado técnico puede garantizar que aquello que vende está en correctas condiciones. Esto podría agilizar la venta e incluso suponer un valor añadido al inmueble.

¿Por qué escoger PANOT Arquitectura?


PANOT Arquitectura dispone de un equipo técnico multidisciplinar experimentado en rehabilitación de edificios que puede realizar esta inspección de forma fiable, rápida y a precios muy competitivos.